Historia

Los orígenes de Holland Chemical International (HCI) se remontan al 27 de febrero de 1920 en Holanda, y al establecimiento de la compañía  “Holanda Colombia voorhen J. & W. Wegman". Esta operación comercial tuvo lugar en Barranquilla, Colombia, a través de la distribución de queroseno y aceite combustible. Ambos productos procedían de una refinería  Shell construída para aquel entonces en Curaçao.

 

En 1960 la empresa fue adquirida por un pequeño grupo privado residente en las Antillas holandesas. Uno de estos grupos pertenecía a Gerry (G. J.) Staartjes, alumno de una prestigiosa escuela holandesa de negocios y empleado por la compañía local “Beurs – en Nieuwsberichten” desde 1953. En poco tiempo fue él quien asumió la administración diaria del negocio.

 

Bajo la gestión del Sr. Staartjes, la compañía se expandió rápidamente impulsada por la industrialización de Latinoamérica.  Todos los esfuerzos se centraron en el desarrollo de operaciones en Colombia y países vecinos. Nuevas oficinas se inauguraron  en Ecuador, Perú, Venezuela, los países de Centro América y posteriormente en Brasil, Chile y la República Dominicana. En el área de Centro América, HCI se estableció en Guatemala hace 31 años y se expandió hasta El Salvador, Honduras, Nicaragua, Costa Rica y Panamá, con siete oficinas de distribución y tres terminales.

 

La empresa desarrolló una red de logística y facilidades de servicio y apoyo, además de su propia red de tanques de almacenamiento. Mientras se daba esta expansión, el Sr. Staartjes trasladó sus oficinas principales a Bogotá, capital de Colombia. Gerry Staartjes reinvirtió sus ingresos en HCI para asegurar la continuidad del crecimiento de la compañía.

 

Las actividades de distribución estimularon la necesidad de una infraestructura logística más amplia, incluyendo almacenaje a granel y embarque. El grupo construyó terminales de almacenamiento para químicos líquidos y sólidos en los diferentes mercados nacionales, y estableció una flota de tanqueros para embarcar estos productos desde los Estados Unidos y Europa.  La Gerencia de Flota, incluyendo la carga de la flota en su viaje de retorno, se centralizó en la oficina de Houston,  Estados Unidos. Durante la década de 1980, el Sr. Staartjes indujo el traslado de parte de su división operacional a Houston. Houston se convirtió así mismo en la base para la compra centralizada de bienes previstos para Sur América y América Central.

 

Holland Chemical International emprendió su expansión en Norte América durante la década de 1980, seguida por Europa en la década de 1990. La expansión geográfica avanzó con el incremento de transacciones de intercambio, lo cual apresuró la transferencia de la empresa matriz desde Colombia hacia Bermudas. Más tarde, a finales de 1993, la continuada internacionalización y el propósito de convertirse en una referencia global, llevaron a que la empresa se estableciera nuevamente en Holanda, donde ya había sido registrada.

 

HCI logró una excelente posición en el  mercado mediante su consolidación con Brenntag en 2001. La compañía continúa enfocándose en proveer soluciones de valor agregado a sus clientes y en desarrollar soluciones contratadas excepcionales, tales como las de mezclas y combinaciones de productos.

 

Hoy en día trabajan más de 1,000 empleados en Brenntag Latinoamérica,  de los cuales la mayoría llegó de HCI,  algunos con más de 30 años de experiencia dentro de la empresa. El espíritu emprendedor de la versión original de HCI aún permanece vivo en Brenntag.

 

 

http://www.brenntagla.com/es/pages/Company/historyBrenntagLA/index.html
spacer